28 dic. 2010

Ídolos de palo

Todos necesitamos admirar a alguien, tener un ídolo, alguien que nos sirva de ejemplo.

A veces es alguien importante, algún pensador, deportista, actor, artista etc. 

Pero otras veces son personas de a pie, gente que conocemos, gente que creemos que conocemos, alguien que no sabe que es tu ídolo aunque te tenga tan cerca que casi podría tocarte.

He intentado ser su amigo por todos los medios, pensaba que iba a ser mas fácil, pero supongo que es mejor así, a veces es mejor que no sea fácil.

Quizá me está probando, quizá quiere saber si merezco su amistad y confianza.

Quizá simplemente no se da cuenta de que quiero ser su amigo de verdad.

Quizá ni siquiera le caigo bien.

Sea cual sea la razón, sigue siendo mi ídolo, alguien a quien admiro, una mas de las pocas razones por las que merece la pena seguir intentándolo...

Lo mas seguro es que sea otra pérdida de tiempo.






Creo que esa es la verdadera razón por lo que lo hago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario