8 oct. 2011

End of the line

No creo que pueda expresar con palabras lo que siento ahora mismo, este es un pequeño trozo de mundo que he construido y hecho crecer para convertirse en un compendio de mis pensamientos más oscuros, y ha llegado la hora de terminar. En estas páginas hay dolor, hay sufrimiento, hay mentiras y grandes verdades, hay personas que fueron creadas para ser víctimas de mi perturbada mente, pero todo esto ha acabado.

Este lugar, este tiempo perdido, ya no tiene el sentido que tenía cuando fue creado, por eso ha llegado la hora de decir adiós.

Este proyecto me ha afectado bastante, aunque también me ha ayudado a desahogarme, de lo que no cabe duda es que me ha hecho cambiar, no sé si a mejor o a peor, como persona.

Así que, amigos, seguidores por conveniencia, seguidores de corazón, lectores casuales, me despido de este mundillo con lágrimas en los ojos, pero con una sonrisa en el corazón.

Quiero dar las gracias especialmente a 7 minutos de verdad cuyo blog inspiró el mío, a Despertarde, cuyos relatos siempre me ayudaron a escribir, y sobre todo a Summer de O te mueves, o caducas, que siempre me apoyó en este proyecto y a la que le debo mucho, ya no solo como blogger, sino como amiga.

Ahora entiendo lo realmente irónico de todo esto, lo hice para perder el tiempo y es precisamente lo único que no he hecho. Gracias por todo y adiós.

Teenage Wasteland

23 ago. 2011

Easy to forget

Hace mucho tiempo que no veo esa luz de tus ojos, han pasado muchas cosas desde que nos despedimos en aquella gasolinera, otra ciudad, otro país, otro mundo. Ahora quiero que recuerdes quién estuvo ahí cuando le necesitaste, quién te prestó su hombro para que lloraras cuando no tenías consuelo, quién te dio aquel verano de ensueño con todo lo que alguien como tú podía desear. Y ahora que has recordado quiero que me mires, quiero que observes esta expresión triste que es mi cara, quiero que veas estos ojos llorosos y te des cuenta de lo que hay dentro de ellos. Devuélveme mi verano, bríndame un hombro en el que llorar, dame todo lo que pueda desear y hazme feliz.
¡Oh, lo siento! Olvidaba que no estás, que no puedes, que no quieres.

12 ago. 2011

The mistake of the truthful

Muchos piensan que el mundo está lleno de cosas malas, cosas tristes, cosas que no deberían existir y existen. Piensan que la inmensa mayoría de la gente está corrompida por la sociedad cada vez más materialista, creen que el amor verdadero no es más que un recuerdo de tiempos anteriores. Están convencidos de que, en definitiva, el mundo es una mierda, pero también creen que aunque casi todo sea malo, hay que buscar las cosas buenas de la vida, mirar siempre el lado positivo de las cosas. En eso se equivocan.

6 ago. 2011

Lo que en realidad quiero

Quiero prender fuego a algo hermoso, quiero destruir una obra de arte, quiero hacer daño a quien no lo merezca.
Quiero quitárselo todo a alguien para después devolvérselo, quiero sentirme poderoso, quiero SER poderoso.
Quiero dejarlo todo atrás para tener una vida nueva, quiero aburrirme de esa vida nueva y dejarla atrás también, quiero volver al lugar de donde vengo y quiero no querer volver.
Quiero querer de nuevo, quiero que  no me quieran, quiero que quieran que quiera y quiero querer que me quieran sin querer.
Quiero el mundo y todo lo que contiene, quiero placer, quiero dolor, quiero vivir y quiero morir.
Quiero tantas cosas que lo que en realidad quiero es no querer nada.

3 ago. 2011

Fuck this shit



Me rindo, ya no pienso hacer nada más por mi vida, si tengo que tener una existencia desgraciada, pues que así sea, y si las cosas me van bien y puedo ser feliz pues no seré yo quién se oponga, pero lo que es seguro es que no me lo voy a merecer.

30 jul. 2011

No debería

Ya no sé lo que es verdad, no sé cuando me mientes, cuando me miento, cuando intento lo que intento y ya no se por qué. Siento que desaparezco, como mis sentimientos, y tu no estas aquí, no estas para ayudarme, no estas porque te fuiste, no estas porque jamás estuviste. Siento cosas que no debería, ya no por hacer daño, sino porque me mata pensar que voy a equivocarme una vez más, como llevo haciendo desde que te conocí, desde que me conocí, desde que entré en tu vida y en tu alma, y desde que tú entraste en la mía. Pero te vuelvo a decir que siento cosas, cosas que no debería.

28 jul. 2011

Wrong

Yo sé que no te importo, no te importo como nunca le he importado a nadie. Muchas veces pensé que sentías por mí lo mismo que yo por ti. Muchas veces me lo has hecho pensar, o puede que quizá yo lo haya querido creer así, pero sea como fuere todo era mentira, una mentira que me empeñé en creer que no lo era, y que al igual que todo en lo que he creído en esta vida, se desvaneció, dejando solo el frío y el vacío de tu ausencia. De tu ausencia de un lugar en el que nunca estuviste, ni quisiste estar.

26 jul. 2011

100



Cien entradas de este blog, cien pedazos de mi roto corazón convertidos en palabras y esparcidos a lo largo de meses de malos y peores momentos. Cien sentimientos diferentes, a cual peor, cien historias de tristeza y sufrimiento sobre cien seres inocentes víctimas de mis crueles dedos, cien momentos de dolor, de temor y de amor enfermo, cien días con sus cien noches esperando algo que jamás ha llegado y que jamás llegará.
Pero cien no es suficiente, queda mucho amor imposible que desear, muchos golpes que recibir y mucho, mucho dolor que repartir.

25 jul. 2011

The Counterflow

-¿Qué hicimos mal?¿Cuándo nos salimos del camino?
-No nos salimos del camino, tú te saliste, y me arrastraste contigo.
-Pero la intención era buena, se suponía que íbamos a hacer algo distinto, algo que marcara la diferencia.
-¿Y cual era esa intención, eh? ¿De verdad era tan buena? Imagina qué hubiera pasado si la jugada nos hubiera salido bien.
-Ahora tendríamos lo que necesitamos.
-¿De verdad eres tan simple?¿Acaso no puedes ver más allá de tus propias narices? Crees que lo necesitamos, pero no es así, habríamos hecho daño a mucha gente ¿acaso no lo ves?
-¡No lo sé, joder! Es complicado pensar con claridad cuando tienes que ir siempre a contracorriente.
-Insistes en pensar que es lo correcto, pero aún no te has parado a pensar que no se trata de ir a favor ni en contra de la corriente, se trata de atravesar el puto río.

24 jul. 2011

Happiness in unawareness


Son las ocho de la tarde, y en la lejanía puedo ver la silueta de mi novia. Viene con el paso acelerado, casi corriendo. El casi desaparece cuando solo le quedan diez metros hasta llegar a mí, tiene una sonrisa de oreja a oreja. Cuando está lo suficientemente cerca da un salto y aterriza en mis brazos, me hace girar para no perder el equilibrio, durante unos segundos sus preciosos ojos marrones se clavan en los míos para terminar fundiéndonos en un cálido beso lleno de amor y pasión. Es tan buena, tan inocente, tan pequeña, tiene una sonrisa que ilumina el más oscuro de los días y una melena lisa de color caoba, tan suave y brillante que hipnotiza.
Me quiere, y yo la quiero, por eso no puedo hacerle daño, no puedo matarla con la verdad. No puedo contarle lo que hago después de dejarla en casa, no puedo contarle que me veo con una mujer, una mujer que me da lo que ella como niña no puede darme. Sería demasiado para ella, le rompería el corazón, así que lo mejor será que sigamos así. Ella es feliz, yo también.

Gracias a Summer por la foto y, sobre todo, por inspirar esta entrada.

23 jul. 2011

Quería

Quería verte pero ya te has ido. Quería que me contaras tus cuentos, que me deleitaras con tu voz, quería que me recitaras un poema triste, quería que me envenenaras el alma un día más con este juego imposible. Quería saborear, aunque fuera en sueños, una vez más, la miel de tus labios, tus labios ideales, los que me dieron la vida pero me robaron el alma, esos mismos labios. Quería saber de ti, de tu mundo perfecto, porque hasta en el infierno se necesitan noticias del paraíso, te necesito. Quería morir en tus brazos etéreos, quería llorar en tu regazo hasta desfallecer, quería que me hicieras subir hasta el cielo para hacerme caer al más profundo de los abismos, quería que me destruyeras con un verso para reconstruirme con una palabra. Quería todo, y no quería nada esta noche excepto a ti.
Todo eso quería, pero hoy no puede ser, así que mañana, mañana será otro día.

20 jul. 2011

Leave the light off


Ahora vete, y cuando te vayas, no apagues la luz, y no cierres la puerta, pues no quiero quedarme a oscuras, sin saber quién soy, y aún albergo la esperanza de que vuelvas a entrar.
No te lleves las fotos, puedo girarlas, y por favor, deja las sábanas sucias, seguirán oliendo a ti mientras me cubren de dolor.
Yo tuve la culpa, no supe entenderte, no pude estar a tu altura, no conseguí todo lo que me pediste, aunque quizá tú fuiste un poco egoísta.
Si, lo fuiste, egoísta y egocéntrica, mi felicidad no te importaba y conseguiste que tampoco me importara a mí, eras el centro de tu mundo y el mío.
Ahora que lo pienso mejor, apaga la luz, no quiero ver nada que me recuerde a ti. Cierra la puerta, pues aunque vuelvas a llamar, jamás volvería a abrirla. Llévate las fotos, quiero ser un mal recuerdo tuyo, así como tú serás el mío.
Y llévate las sábanas, tíralas, quémalas, pues jamás podré dormir en una cama que apesta a egoísmo, a mentira, a ti.

17 jul. 2011

Ella



Ella mira por su ventana mientras las gotas de lluvia resbalan por la parte exterior del cristal. Suspira, y al hacerlo empaña el frío vidrio que la separa del exterior. -Esta noche no se sale- piensa, pero se da cuenta, una vez más, de que tampoco tendría dónde ir.

Cree que su vida es un desastre, y culpa a todos a su alrededor, culpa a su familia, a sus amigos, a los estudios, a su trabajo, a la sociedad, pero sobre todo se culpa a sí misma.

Se levanta de la cama y se mira al espejo, hace tiempo que no se siente guapa, desde que su novio la abandonó por otra mejor, aunque ahora no le da tanta importancia al aspecto. Lo que no sabe es que sigue siendo guapa, y que su alma es aún mas hermosa desde que lo olvidó.

Se sienta delante de la mesa, hay una hoja de papel rota y un bolígrafo, el cual coge para hacer un dibujo en el papel, pero no sabe qué dibujar.

Está segura de que la suerte la abandonó y que ahora está sola, pero la realidad es que sólo la ha dejado por un tiempo, para que aprenda, para que no cuente con su ayuda como siempre hacía, y efectivamente aprendió.

-¡Ella, la cena está lista!- le avisa su madre. -¡Bajo enseguida!- Respondió Ella, y con el bolígrafo, escribió cuatro letras en cuatro dedos de su mano izquierda, se levantó de la silla, y salió de su habitación.

No Vendrás

En esta noche ardiente te necesito, en este solitario escondite, donde luz y oscuridad no significan nada, te deseo. Nunca en una noche tan cálida tuve tanto frío, jamás pensé que moriría en un lugar diferente a tus brazos, aunque nunca conté con ello, y ahora busco tu esencia entre mis sábanas pero solo encuentro vacío, y me encuentro vacío al pensar que estarás, darme cuenta de que no vendrás, y saber que nunca, nunca lo harás.

15 jul. 2011

Hurry up and wait

-Eh, ¿qué haces aquí?
-Tú de nuevo, ya estabas tardando en volver, he de reconocer que incluso te he echado de menos.
-Nunca me he ido, si no me has visto antes es sólo por tu culpa, ¿qué haces aquí?
-No lo sé, esperar supongo.
-¿Esperas a alguien?
-Quizá, o quizá espero algo.
-Sé que nunca sigues mis consejos, pero olvídate, no esperes más.
-¿Por qué? Supongo que ahora dirás que es una tontería esperar sin saber lo que esperas.
-Podría decirte eso porque es cierto, pero hay otro motivo aun mejor.
-Te escucho.
-No, nunca me escuchas, simplemente me oyes. Si me escucharas ya sabrías que las cosas buenas, al igual que las malas, ocurren cuando no las esperas. Ahora levántate y vete a casa, ve una película y acuéstate, mañana será otro día igual que este, y pasado también, y todos los días de tu vida serán como el de hoy.
-Pero, en algún momento tendrá que pasar algo, ¿no?
-Sí, pero tú no lo sabrás hasta que ocurra, no te lo esperarás.
-Todo eso está muy bien, pero, ¿cómo sabes tú todo eso? se supone que sabes lo mismo que yo ¿no?... ¿Hola? ¡joder!

13 jul. 2011

Looking Inside


-He visto lo que hay dentro de ti, y creo que he visto más que ninguna otra persona.
-Y eso que has visto, ¿qué te parece?
-Veo la más luminosa y cálida de las luces, pero también veo una oscuridad creciente y aterradora, veo el más hermoso paisaje, pero también veo destrucción, veo vida y veo muerte.
-Eso es más de lo que nadie ha visto, es cierto, pero no me has contestado, ¿qué te parece?
-Me parece lo más maravilloso que he visto nunca.

10 jul. 2011

Let's Talk About Feelings

Hablar de sentimientos es complicado, lo necesitas pero te da miedo. Es sacar de tu interior trozos de tu alma para enseñárselos a otra persona, te sientes vulnerable, desprotegido, pero si se lo enseñas a alguien que lo vaya a entender, que lo comprenda, te sientes arropado y protegido por esa persona que te ve por dentro. Y ese sentimiento, aunque en momentos difíciles, es uno de los mejores que se pueden experimentar.

4 jul. 2011

Abismo

Aunque tu vida caiga hacia un abismo, siempre encuentras un saliente donde agarrarte, una rama de la que colgarte. Espero que tengas fuerza y aguantes hasta que alguien venga a ayudarte a subir de nuevo, si es que vuelves a subir algún día. Suerte.

30 jun. 2011

Extraño

Estaba mirando camisetas extrañas en una extraña tienda de ropa, había encontrado una especie de camiseta sin mangas, negra, con un extraño dibujo en la espalda, una chica sin rostro, me gustaba. No pensaba comprarla ya que no llevaba dinero, pero a veces el destino tiene una extraña forma de actuar.

No recuerdo haberla visto entrar en la tienda, pero allí estaba, de espaldas, con el pelo negro, piel blanca y una extraña forma de vestir que jamás sabré definir, aunque extrañamente me resultaba familiar. No parecía haberme visto, aunque miró en mi dirección, yo seguí a lo mío y me metí en uno de los extraños probadores.
La camiseta me quedaba perfecta, era una auténtica pena no poder llevármela.

-Te queda muy bien.
Una aguda voz femenina me sobresaltó, miré a mi alrededor y no vi a nadie.
-¿Dónde estás?
-Aquí arriba.

Estaba asomada desde el otro probador, mirándome con una extraña sonrisa en la cara. Ahora que la veía de cerca podía ver sus ojos, de un extraño color azul claro, casi grises, grandes. Sus labios rojos, pero no eran pintados, era su color natural.
-Me has asustado.
-Lo siento, no era mi intención.
-¿Cuánto tiempo llevas ahí?
-¿Qué más da? Solo digo que esa camiseta te pertenece.
-Ojalá, no tengo dinero.
-Eso es un problema, pero ¿sabes una cosa? yo soluciono problemas.
-No voy a aceptar tu dinero.
-No te lo iba a ofrecer, tu quítate la camiseta y dámela, sal del probador y sígueme a dos metros de distancia, al salir dile adiós al dependiente.
-¿Vas a robarla?
-Sí, ¿acaso no la quieres?
-Supongo que sí, pero...
-Pero nada, quítatela, rápido.

No se por qué, pero la obedecí, me quité la camiseta mientras ella me miraba, no sé por qué quería ayudarme, por qué arriesgarse a que la descubrieran robando de una tienda por un extraño a quien no conocía de nada, pero la obedecí, me quité la camiseta y se la dí, volví a ponerme la mía y salí del probador a dos metros de ella.
El dependiente de la tienda pareció no verla, aunque pasó casi rozándolo, en cambio a mí se me quedó mirando, hasta que pronuncié las palabras acordadas.
-Hasta luego.
-Hasta luego. -respondió el dependiente.

Mis nervios desaparecieron extrañamente una vez estaba fuera de la tienda. Caminamos juntos por el centro comercial hasta perderla de vista y la extraña chica se sacó la camiseta de debajo de la suya.
-Ahora entra en los servicios y póntela, pero trae la tuya de vuelta, ahora es mía, la quiero, por ayudarte.
-Me parece un buen trato.
Entré en los servicios y me cambié, al salir le entregué mi vieja camiseta.
-Me gusta, me gusta mucho, creo que me la voy a poner.
Y entonces se metió en los servicios femeninos.

Quince minutos pasaron mientras esperaba en la puerta. Asustado, entré a buscarla, por miedo a que le hubiera pasado algo, pero en aquellos servicios no había nadie. ¿Cómo era posible? No había salido por la puerta y no había ventana ni cualquier otra escapatoria. La busqué por todo el centro comercial durante una hora pero nada, había desaparecido. Me fui a casa.

Por el camino pensé en la extraña tarde que acababa de vivir, en la extraña chica y en la extraña situación, nada tenía sentido, ni siquiera le pregunté su nombre.

Cuándo llegué a casa ya había oscurecido. Cansado, preparé algo para cenar, me lo comí y me fui directamente a mi habitación. me quité los zapatos, los pantalones y la camiseta, aquella extraña camiseta negra con un extraño dibujo de una chica sin rostro en la espalda, solo que, el dibujo sin rostro ahora tenía uno, el de aquella extraña chica que robó la camiseta por mí y que desapareció sin más.

27 jun. 2011

Es de sabios fracasar

-Cuando la adversidad te engulla, debes buscar la manera de seguir adelante, buscar un hueco por el que escapar, porque la vida te pondrá pruebas difíciles, mucho más difíciles de lo que imaginas. Te hará reír para después golpearte con fuerza, te dará momentos en los que te sentirás vivo para justo después hacerte desear morir y te dará y te quitará el amor con la facilidad que se enciende y apaga la luz. Y tú, solo tú serás capaz de encontrar el camino correcto, y si de verdad pones empeño alcanzarás cualquier meta que te marques.

-Pero maestro, ¿qué será de mí si no consigo encontrar ese camino?

-Terminarás diciéndole a tus pupilos lo mismo que te acabo de decir yo a ti.

22 jun. 2011

El día de las emociones perdidas

Hay un día cada cierto tiempo, en el que recuperamos pensamientos, sentimientos, emociones  que creíamos que se habían extinguido, que habían desaparecido.
El dolor por un amor perdido, el cariño por alguien que está lejos, esa sensación indescriptible que te producía esa persona que te gustaba y que jamás te hizo caso, o quizá la alegría que te produjo conseguir aquello que tanto te costó.
Por esas sensaciones que ya no están, por las buenas, por las malas, brindemos en este día, el día de las emociones perdidas.

20 jun. 2011

O Cuando Nada Te Parece Suficiente (A.K.A. "Pain, Sorrow and Ashes")

Lo tengo todo, mi vida está completa, entonces ¿Por qué siento este vacío tan grande en mi interior?
Cuando me preguntan cómo estoy, miento y digo que estoy bien, que no me quejo, o cualquier otra frase similar pero la verdad es que en mi interior está creciendo una llama que va devorando todo a su paso, lo bueno, lo malo, lo necesario y lo innecesario, y este incendio no lo puedo apagar. Supongo que esta historia terminará como terminan los incendios, destruyéndolo todo y dejando solo dolor, arrepentimiento y cenizas.

17 jun. 2011

Sueño

Una vez tuve un sueño, un sueño en el que tú me besaste, y juro por Dios que es el mejor beso que me han dado en mi triste y miserable vida. No he vuelto a soñar contigo desde entonces.

15 jun. 2011

I Used To Like You

Me gustabas, me gustabas tanto... Cada día despertaba pensando en ti, cada noche me dormía con tu imagen en mi mente. Me gustabas tanto que rozaba lo enfermizo, estaba obsesionado, con verte, con mirarte, sentía celos de tus amigos, de tus novios, de tu ropa incluso, me gustabas mucho. Me gustabas tanto que imaginaba tu voz diciéndome que me querías, que sentías por mí lo que yo sentía por ti, la imaginaba porque nunca la había oído. Me gustabas tanto, tanto que a pesar de mi timidez me las arreglé para introducirme poco a poco en tu mundo, y tanto me gustabas, que lo logré, porque me gustabas demasiado, ¡Dios cuánto me gustabas!
Me gustabas... hasta que te conocí.

14 jun. 2011

La vida y la muerte de Jeremy Bentham

A las siete de la tarde de un caluroso viernes de verano, yace, destrozado en el asfalto, el cuerpo sin vida del joven Jeremy Bentham.

Nunca destacó demasiado en nada, en sus 23 años de vida se había dedicado a finalizar sus estudios sin pena ni gloria, y tenía un trabajo de poca monta. Se había hecho con un coche de tercera o cuarta mano que se estropeaba bastante a menudo en el que iba a trabajar, o a tomar algo con los pocos amigos que tenía. En cuanto a su vida sentimental, bueno, no había mucho que decir, tuvo un par de relaciones que no acabaron demasiado bien, la primera no fue su culpa, la segunda sí, pero de eso hacía tiempo ya, y llevaba una temporada en la que echaba de menos algo de compañía femenina. Si bien es verdad que no destacaba por su aspecto, tampoco lo hacía por su personalidad, era un hombre bastante poco carismático, gracioso a veces pero callado la mayoría del tiempo. Sus amigos lo apreciaban bastante, nunca se metía con nadie y siempre compartía lo que tenía, en definitiva, un buen colega.

Pero aquella tarde su coche estaba estropeado y tuvo que ir andando a trabajar, y dos calles antes de llegar al supermercado donde trabajaba, un niño pequeño salió corriendo hacia la carretera detrás de un balón. Al ver que una furgoneta se acercaba rápidamente y la madre del niño estaba demasiado lejos, su único instinto fue empujar al niño fuera de la carretera quedando expuesto a su trágico destino. 

En ese momento comprendió su situación y dejó de tener miedo, durante ese segundo supo que su historia terminaba, y supo que su muerte no sería una gran pérdida. Pero lo que no sabía es que dos días después llegaría a su casa una carta concediéndole la beca para estudiar en el extranjero que tanto había esperado, que en su trabajo tenían pensado ascenderle la siguiente semana, que sus amigos le estaban preparando una fiesta sorpresa por su cumpleaños y que una de sus compañeras iba a pedirle una cita ese mismo día.

Y así, sin mas, en un charco de sangre, termina la triste historia de un joven llamado Jeremy Bentham, cuya mediocre vida estaba a punto de cambiar, pero prefirió sacrificarse por alguien a quien no conocía de nada.

13 jun. 2011

La Punta Del Iceberg

Pequeñas cosas que dan sentido a la vida,
Intentos de fuga de una existencia infeliz,
Nuevos amigos que se convierten en íntimos,
Kilos de ilusión en bolsas de plástico,
Invisibilidad deseada, anhelada, pero nunca lograda,
Especial desde el día en que entró en mi vida.

12 jun. 2011

El Primer Día Del Resto De Nuestras Vidas

Anoche una parte de mí se desprendió, se dividió en muchos trocitos, y cada trozo se va con uno de vosotros. Pero a la vez, sustituí esa parte de mí con un pequeño trocito de cada uno de vosotros que llevaré siempre conmigo. Espero de todo corazón que os vaya bien a todos, que triunféis en aquello que alguna vez emprendáis, y que me recordéis con el mismo cariño con el que os recuerdo yo.
Regocijémonos, porque hoy es el primer día del resto de nuestras vidas, de nuestras mejores o peores, pero grandes vidas.

10 jun. 2011

Amor Improbable

Cuando estoy junto a ti, el mundo se detiene, no sabes lo que siento, pero es tan fuerte en mi corazón, es un sentimiento tan intenso, que deberías notarlo. Cuando estamos con nuestros demás amigos, siempre intento estar cerca tuya, y cuando los chicos se te acercan para ligar, mis celos rozan lo enfermizo, y aún más cuando los correspondes, porque te quiero toda para mí. Si supieras lo que siento, si tan solo lo supieras, te asombrarías de lo fuerte que es mi amor por ti. Eres preciosa, tu sonrisa iluminaría hasta la noche más oscura, y una sola mirada de tus ojos basta para hacerme sentir bien. Te necesito, necesito verte cada día, y cuando no lo hago me siento mal, siento que me falta algo, y no puedo sacarte de mi cabeza. Pero lo nuestro es imposible, te tengo tan cerca y a la vez tan lejos, me pregunto una y otra vez por qué el destino me maltrata de esta manera. Nunca sabrás lo que siento por ti, nunca leerás estas líneas, me conformo con verte feliz, me conformo con amarte en secreto bajo la máscara de ser tu mejor amiga, porque eso es lo que somos, y lo que siempre seremos, amigas.

9 jun. 2011

Menos Que Nada

-Es triste, enormemente triste, que digas que yo soy lo único que tienes en la vida.
-¿Por qué dices eso?
-Porque tenerme a mí es menos que no tener nada.

6 jun. 2011

Loving Kills

-¿Por qué me haces esto? Yo te quiero.-Suplicaba mientras un punzante dolor en mi pecho me iba destrozando.

-Sabes por qué lo hago, cariño, porque yo también te quiero a ti.

-Todo lo que hemos pasado, era todo mentira, una máscara, ahora veo cómo eres en realidad, ¡Un monstruo!-Mi dolor se acentuaba aún más al pronunciar esas palabras.

-¡Necesito esto! ¡Tú no me entiendes! ¡Dices que me quieres pero no me entiendes!-Gritaba furiosa  mientras se daba la vuelta para dejar de verme.

Mis ojos se llenaban de lágrimas al darme cuenta de que nuestra historia estaba a punto de terminar. Era una pena, éramos tan felices, parecía tan buena chica. Jamás me imaginé la verdad.
-Supongo que ahora te explicas por qué llegaba tarde del trabajo a veces, por qué pasabas días enteros sin saber de mí.

-Ahora eso no me importa, te perdono, pero por favor, no me mates.

Volvió la cara hacia mí y se acercó lentamente con un gesto que mezclaba furia y compasión, violencia y cariño, y con su dedo índice acarició la raja que me había infligido con su afilado cuchillo para después chuparse el dedo, saboreando mi sangre, que ahora le pertenecía.

-Hasta nunca, amor mío.

Y pronunciando estas últimas palabras, la mujer que creí que era el amor de mi vida, terminaba con ella hundiendo los trece centímetros de la afilada hoja de acero de un enorme cuchillo de cocina. Resultó ser una buscada asesina en serie que traía de cabeza a todo el departamento de policía. Quise decir adiós, pero de mi boca solo salía un sonido ahogado en sangre, que tuvo que hacer las veces de despedida. Hasta la vista, mi amor.

Desde Fuera

En algún momento de mi vida, no se en cual, perdí las ganas de ganar. Quien fuera que apostó por mí, perdió, y quien intentó cambiarme, fracasó. Ahora vivo en un mundo dónde todos quieren ser mejor, sin importar los sentimientos o pensamientos ajenos, sin importar nada. muchos dirían que me salí del rebaño, otros pensarán que el rebaño me dejó atrás, y quizá ambas afirmaciones sean ciertas pero la teoría que más me gusta es la de que me quedé atrás porque quise. Y desde fuera, miro con pena al rebaño e intento rescatar a quien lo necesita, o a quien me parece que lo necesita, pero nadie quiere ser rescatado, nadie entiende mis palabras, nadie las entiende todavía.

4 jun. 2011

Big House of Cards

-Otra vez estas ahí.
-Estoy porque quieres que esté.
-No te quiero cerca, eres lo último que necesito ahora.
-Puede ser, aunque necesitas respuestas.
-¿Tienes tú esas respuestas?
-¿Las tienes tú? Yo no sé mas de lo que sabes tú, eso lo sabes, por eso lo se yo.
-Está bien, quédate aquí si quieres, pero déjame en paz con tus acertijos y misterios, está claro que estoy mal de la cabeza.
-No lo creo. ¿Acaso un loco sabe que lo está? Pienso simplemente que eres idiota.
-Idiota.
-Sí, eres un idiota, tienes que decírselo ya.
-No voy a hacerlo, todo se estropearía, ella no lo entendería, no lo aceptaría, todo mi mundo se vendría abajo como un castillo de naipes.
-Quizá sea lo que necesitas, para reconstruirlo desde los cimientos.
-Quizá, pero no voy a hacerlo, el castillo es demasiado grande.
-Sé mejor que nadie que no lo harás, créeme, lo se mejor incluso que tú mismo.
-Creo que es mejor que te marches ya... Vale, ya te has ido.

3 jun. 2011

La Noche Más Oscura

El cielo es oscuro, completamente negro esta noche, no se ven luna ni estrellas. El cielo es oscuro esta noche y tu duermes, en tu cama, ajena a mis pensamientos, a mis deseos, a mí. Quisiera que supieras lo que pienso, pero es mejor que no sea así, porque tus ojos verían a un hombre diferente de mí, y no quiero, aunque te quiero. Por eso, en esta noche abismal, sigue tu instinto animal y duerme, duerme bajo el negro manto de la noche, ajena, lejana de mi.

2 jun. 2011

Nota a Eleanor

Apostaste y perdiste, ¿Y ahora vuelves a apostar? Apostar nunca es ganar, mas, ganas la posibilidad, ganas el billete de un sorteo que, desde un principio, está amañando. No me vengas ahora con que las cosas han cambiado, o que el tiempo ha pasado, o que antes erais niños pero ya habéis madurado, basta. 
Haz caso de mi consejo, huye, vuela bien lejos, escapa de ese amor de humo, de humo que no te deja ver, porque si lo vieras con claridad, tal y como yo lo veo, correrías sin siquiera mirar atrás. 
Corre, querida, vete ya.

1 jun. 2011

Tiempos Duros

Se acercan tiempos duros, tiempos donde en otros tiempos las noches no terminaban, el calor con hielo mermaba, y en definitiva se era feliz. Esta vez es diferente. Entre infierno e infierno cabalgando cada día, para cada noche morir pronto. Va a ser difícil.

31 may. 2011

De Vuelta al Infierno

He vuelto. Tras una temporadita en el paraíso, he de anunciar la vuelta a los infiernos de la soledad, la apatía, la desesperación y la infelicidad. ¿Acaso no es eso lo que necesito? Aunque me duele, reconozco que sí, pero mi dolor lo comparto contigo, y tú me odias por ello.
Pero recuerda que el dolor que te regalo está lleno de sentido, y es más de lo que conseguirás en cualquier otra parte.

1 abr. 2011

La Ventana

A través de su ventana podía observar el día más resplandeciente que jamás había visto, habían terminado las lluvias y el primer día de primavera envolvía el mundo, su mundo, el mundo que podía ver por la ventana de aquella habitación de hospital desde hacía ya cuatro largos años.
Todos sabían, incluso él, que no le quedaba mucho tiempo, por eso familiares y amigos iban a visitarle cada día pero ya no le importaba nada, solo aquella ventana y el paisaje que se dibujaba tras ella.
Pedía estar solo, no quería a nadie en su habitación, solo entraban las enfermeras para administrarle la medicación o cuando empezaba a tener una de sus crisis. Sus padres, que sabían cuánto le gustaba aquel paisaje exterior, decidieron llevarlo un día afuera, aunque no beneficiara a su débil estado, como una especie de último deseo, pero no quiso salir.
Su último deseo era poder estar allí, postrado en la cama de la habitación que se había convertido en su mundo, mirando fijamente a través del cristal hacia aquel parque junto al aparcamiento del hospital, eso era lo que quería, y así fue.

27 mar. 2011

Sueña

Sueña que estamos juntos, sentados en el verde pasto de una tarde nublada de verano. Sueña que corremos, volando una cometa de vivos colores, por esa pacífica pradera y que merendamos bajo el viejo roble mientras reímos y recordamos imágenes y anécdotas que jamás ocurrieron, y que a mi pesar, jamás ocurrirán.

24 mar. 2011

Crisis Espiritual: Descarrilando

¿Qué hacer cuando lo único que sabes que nunca va a faltarte, te falta?

22 mar. 2011

Río Largo

Lentamente, el corazón va latiendo cada vez más despacio, casi imperceptiblemente. Y dejo que ocurra, me dejo llevar suavemente por la corriente de ese río, cada vez mas caudaloso, hasta que desemboca en el vasto y profundo mar eterno, del que por suerte, no habrá nunca vuelta atrás.

19 mar. 2011

Consejos de un necio

Escucha el susurro que te llama, siéntelo, síguelo. Deja de preocuparte por lo banal porque llegados a este punto la apariencia no es nada, la esencia prevalece. Siente su caricia, siente el dolor que te provoca, vive cada momento que te brinda como mejor sepas, o como quieras, pero prométeme una cosa, prométeme que al final, cuando todo acabe, cuando sea hora de marcharse, no te arrepentirás de nada.

15 mar. 2011

The Last Dawn

Con un cuchillo en la mano, la sucia y cansada Susan miró de un lado a otro antes de salir de entre los arbustos para cruzar el pequeño camino que le separaba del último tramo de aquél bosque que se había convertido en un improvisado coto de caza donde ella era la presa.

Una hora antes jamás habría imaginado lo que le esperaba al subirse en la oxidada camioneta de aquel hombre de rostro amigable. No le había dicho su nombre, lo único que dijo fue que quería pasar un buen rato. Susan pensó en un servicio standard, sería el tercero esa noche, una buena noche, o eso creía.
 El hombre condujo un rato por la carretera antes de salir por un polvoriento camino de tierra y al poco tiempo detuvo el automóvil. Susan estaba un poco nerviosa, quería terminar cuanto antes.
-Son 50 pavos, por adelantado.-dijo.
Él saco tres billetes de veinte de su bolsillo y se los dio.
-No tengo cambio.
-No importa, quédatelo.
-Tú mismo. Cuando quieras empezamos.
El hombre sonrió y la miró fijamente con sus saltones ojos azules.
-¿Qué ocurre?-Preguntó Susan cada vez mas nerviosa.
-Solo quiero pasar un buen rato, nada mas.
Susan miró a su alrededor, estaba a punto de amanecer y ya se veía un poco, y vio que a su alrededor solo había bosque. Cuando volvió a girar la cabeza, aquel hombre estaba enfilándola con un enorme cuchillo de caza.
-Solo quiero pasar un buen rato.

La pobre Susan palideció, y mientras el hombre se acercaba a ella lentamente, metió la mano en su bolso y alcanzó el spray de pimienta que esperaba no tener que usar nunca cuando lo compró.
La mueca siniestra de aquel psicópata parecía presagiar el fin de la desdichada vida de aquella prostituta, pero en un arrebato de quien no tiene nada que perder, Susan roció los saltones ojos azules de su potencial asesino con un alarido mezcla de dolor y furia.
-¡Maldita zorra!
El hombre se llevó las manos a los ojos, soltando el afilado cuchillo que Susan no tardó en empuñar, ahora habían cambiado las tornas.
-¡No te acerques a mí maldito cabrón o te juro por Dios que te corto las pelotas!

Y terminando de decir estas palabras, abrió la puerta del coche y echó a correr, dejando en el coche a su pesadilla, y se adentró en el bosque, tratando de recordar hacia dónde estaba la carretera. Corrió durante un rato sin parar, cayendo en el barro varias veces y arañándose con la maleza hasta caer agotada. Se sentó en un tronco para descansar un momento, pensó que aquel desgraciado se había ido, o al menos así lo deseaba con todas sus fuerzas.

De pronto la maleza se agitó detrás de ella, se levantó de un salto y pronto se dio cuenta de que no era mas que una inoportuna liebre, pero tenía que seguir, aquel sitio no era seguro. Siguió caminando a paso ligero durante un rato hasta llegar a un camino, y con el cuchillo en la mano, la sucia y cansada Susan miró de un lado a otro antes de salir de entre los arbustos para cruzar el pequeño camino que le separaba del último tramo de aquél maldito bosque. No vio nada y cruzó casi de un salto, la carretera estaba cerca, podía oír el tráfico. Corrió hacia su salvación a toda la velocidad a la que podía ir en aquel inestable terreno, pero de repente oyó crujir una rama tras de sí y en un acto reflejo giró la cabeza y tropezó al ver aquella aterradora imagen.

Desorientada y sin saber cómo, alcanzó a recuperar el cuchillo mientras se incorporaba torpemente. Cayó de nuevo, se había torcido el tobillo, su peor pesadilla la miraba mientras se acercaba con un tarugo de madera alargado.
-¡Por Dios, no me mates!-Suplicó la indefensa Susan.-¿Por qué me haces esto?
-Solo quiero pasar un buen rato.
La misma mueca asesina se dibujaba en su cara mientras se acercaba lentamente a su presa. Susan, para su propia sorpresa, estaba tranquila, tranquila y a la vez furiosa, no se iría de este mundo sin luchar.

El hombre se acercó lentamente, y cuando estuvo lo suficientemente cerca, levantó el madero que portaba con intención de dejarlo caer sobre su víctima. Y una vez mas, con la poca fuerza que le quedaba, sin nada que perder, Susan saltó con su única pierna sana sobre su enemigo, blandiendo la afilada hoja de su cuchillo y apuntando a su cuello, pero su objetivo, en un acto reflejo, movió el cuerpo y la hoja del cuchillo rozó su cara, rajando su piel desde el pómulo derecho hasta la barbilla. Pero Susan cayó de nuevo al suelo tras el encontronazo, perdiendo el cuchillo, e intuyendo que sus días habían terminado, no pudo hacer más que mirar los saltones y ahora enrojecidos ojos azules de su verdugo mientras éste se acercaba con la cara y la ropa cubiertas en sangre. Pensó en su vida, venía de una buena familia y las cosas podrían haber sido muy diferentes para ella, pero tomó las decisiones equivocadas, se acercó a gente que no debía y todo ello la condujo a esa vida.
-Ojalá pudiera volver atrás.-Pensó para sí, pero ya era demasiado tarde para todo. Levantó el asesino una vez mas su arma improvisada.
-Adiós amiguita, ¿Verdad que lo hemos pasado bien?-Dijo sonriente y en tono alegre.
-No sabes cuanto hijo de puta, te veré en el infierno.
Y tras oir esta última maldición, golpeó con furia la cabeza de Susan, que para cuando tocó el suelo ya era una cabeza inerte.

Ya estaba bastante claro el día cuando el homicida terminó de envolver el cuerpo en una manta para cargarlo en su camioneta y de cambiarse de ropa. Se había limpiado la cara pero la sangre seguía emanando de su rostro y llevaba ya un rato, tenía que ir a un hospital. Se ató una toalla al rededor de la cabeza para contener la hemorragia y puso la camioneta en marcha.

Cierto era que estaba cerca de la carretera, no tardó más de dos minutos en llegar por el camino de tierra. Se incorporó a la vía camino de la ciudad, iba rápido, había perdido bastante sangre, tanta que se sintió mareado. Cerró los ojos como en un largo parpadeo, y cuando los abrió tenía encima un enorme camión, giró el volante para esquivarlo pero era demasiado tarde.

Chocó de frente contra aquel trailer saliendo despedido por la luna delantera y el cuerpo de Susan sobrevoló la camioneta, perdiendo su envoltorio textil en el aire cayendo a metro y medio de su asesino, y mirándola a sus ojos abiertos y sin vida, recordó la promesa que le hizo su víctima antes de abandonar el mundo y sonrió, por última vez, ante lo paradójico de que aquellos ojos, ademas de ser lo último que vería en la vida, serían también lo primero que vería en el infierno.

13 mar. 2011

Lo que yo necesito

Lo que yo necesito no se vende en una tienda, no crece en los árboles, no se puede fabricar con las manos. No se puede comprar con dinero, no se puede conseguir cuando se quiere, ni siquiera cuando se puede. Lo que yo necesito lo tiene alguien que no quiere compartirlo conmigo, quizá no sabe la falta que me hace. Lo que yo necesito no puede describirse con palabras, no puede dibujarse, no puede decirse lo que es, solo lo que no es.
Lo que yo necesito, estoy cada vez mas convencido de que no existe, y el día en el que esté seguro, ese día dejaré de existir.

12 mar. 2011

De jardín a jardín

La valla que separa nuestros jardines no es alta, pero está electrificada. No puedes venir a jugar conmigo, ni yo contigo, solo podemos pasarnos una pequeña y destrozada pelota que yo te tiro cada vez que cae en mi jardín , pero tu no te molestas en tirármela casi nunca. Y así es como estoy, solo en mi jardín, sentado en el mustio césped arrancando la hierba seca con mis nerviosos dedos, esperando impaciente una pelota que tardará en volver a llegar.

11 mar. 2011

Who breaks a butterfly upon a wheel?

Es tan difícil y retorcido, requiere tanto tiempo, tanto esfuerzo, que a veces pienso si merece la pena. Muchos dirían que no, pero yo estoy convencida de que todo lo que haga es poco para vengarme.
¿Quién tortura a una mariposa en una rueda? Yo lo hago.

10 mar. 2011

Autoestima 101

autoestima.
1. f. Valoración generalmente positiva de sí mismo.


Así aparece en el diccionario y parece algo tan obvio y normal que ni siquiera nos paramos a dudar de su significado, o yendo un poco mas lejos, de su existencia. Y ocurre que, damas y caballeros, la autoestima, o aceptación de uno mismo, no es mas que una mentira que nos cuentan y nos contamos para poder salir a la calle, relacionarnos con las demás personas y poder dormir tranquilos como miembros aceptados de la sociedad. Cometemos, bajo mi criterio, un enorme error cuando hablamos de autoestima y decimos la socorrida frase, "Para que te quieran los demás primero tienes que quererte tú mismo". Parece lógico, y de hecho lo es, pero no es cierto en este mundo donde los cánones de aceptación social los dictan unos cuantos.
Lo que quiero decir con esto es que en contra de la lógica, la aceptación de uno mismo no es la causa de la aceptación social, sino la consecuencia, y mientras siga siendo así, seguiremos hablando de la autoestima tan a la ligera como lo hacemos, sin pensar de dónde viene y adónde va.

8 mar. 2011

Flying free

En este momento estoy volando. Es una sensación indescriptible, jamás he sido libre hasta ahora. No tiene nada que ver con volar en un avión, un ala delta o un helicóptero, estoy volando por mi mismo. Ya nada me preocupa, todos los problemas que tenía hace un momento se han ido con el viento que corta mi cuerpo.
Es sorprendente, llevo dos segundos de vuelo y ya soy el mas feliz del mundo, ojalá ser feliz hubiera sido tan sencillo durante mi vida, pero ya no me importa, solo me queda un poquito mas.
Buen aterrizaje, puedo ver mi espalda ahora, noto como los pulmones se me llenan de sangre que sale por mi boca y oídos. Han sido catorce pisos de vuelo libre, sin alas, sin nada que me atara a la vida, y aún así al llegar al suelo me da tiempo de esbozar una última sonrisa antes de marcharme. Hasta nunca.

5 mar. 2011

Borracho (Part II)

Ya no se puede caer mas bajo, tocar fondo se llama. Un punto en el que te das cuenta de lo triste que es tu vida, de lo mal que has hecho las cosas, de lo nefasta que ha sido tu suerte y de todo el conjunto de acontecimientos que te han conducido a esta situación. Y ahora yaces en tu cama deseando estar muerto, pero no tendrás esa suerte, tienes que ver día tras día, hora tras hora, lo solitaria e infeliz que es tu existencia, y lo peor de todo, te das cuenta de que tu demonio interior, tu lado oscuro, se esta apoderando de ti por momentos y esta convirtiendo tu vida en un infierno, tu oscuridad te consume. Y esto lo ves solo cuando estas ebrio.

4 mar. 2011

I must be hateful

Siento no ser lo que tú necesitas. Lo intenté, luché por lo que quería y me rendí. Es irónico que terminara como empezó, cobardemente, seguramente eso es lo que soy y lo que siempre seré, un cobarde, alguien que no se atreve a decir lo que siente o lo que necesita y que solo puede expresarse mediante acciones ridículamente simbólicas. Estoy seguro de ya que te has hartado de mí, o probablemente te hartaste al conocerme, aunque da lo mismo, debo ser odioso, hasta yo mismo me odio, o quizá no tanto, simplemente diré que me caigo mal.

1 mar. 2011

Anything's gonna be alright

Desde pequeño nos dicen que debemos hacer las cosas bien, nos dicen como hacerlo, nos dicen que pase lo que pase todo irá bien y crecemos con esa idea en nuestra mente. Las películas, la televisión, los libros, nos muestran siempre historias preciosas en las que, a pesar de las adversidades, siempre hay un final feliz. No les culpo por hacernos creer eso, somos muy felices así, pero antes o después llega un momento en la vida de las personas en el que la burbuja explota, y todo lo que hay dentro cae al suelo rompiéndose y formando un montón de trozos de momentos irrecuperables.
Cuando me decís "Ya vendrán tiempos mejores", yo digo "Ni siquiera vendrán tiempos iguales".
Cuando me decís "Todavía puedes subir a lo mas alto", yo digo "No hay montaña que subir, solo agujero al que no caer".
Y cuando decís "No te preocupes, todo ira bien", yo digo "Esa es la gran mentira de la vida".

28 feb. 2011

Un lugar gris

Existe un lugar donde los colores desaparecieron, los niños no juegan en los parques y se ven caras tristes hasta donde la vista alcanza. Los pajarillos no cantan, solo se oyen bocinas de coches, el olor a primavera no existe, solo hay humo. Los enamorados no se besan en la calle, los árboles no tienen hojas, el único sentimiento imperante es la codicia. En ese lugar se olvidó hace tiempo el significado de la palabra "felicidad", y se sutituyó por "conformismo". Un lugar gris, y aunque lleno de gente, vacío. 
¿Conoces ese lugar? Claro que lo conoces, es donde vives.

27 feb. 2011

Borracho

Estoy borracho, borracho de la luna que tristemente alumbra esta fría noche, borracho de deseos que jamás se cumplirán, borracho de ganas de verte, de sentarme a tu lado, pero también borracho de dolor, de ganas de hacer sufrir, de muerte. Mi estado de embriaguez me hace ver distorsionada la cruda realidad, lo cual me hace feliz esta noche, pero mañana despertaré en este mundo que me vio nacer, que me verá morir. Mañana bajaré de mi nube de acero, y me estrellaré en el suelo más duro y polvoriento imaginable. Me odiarán, me odiaré, pero tendré mi conciencia tranquila, hice lo correcto. Crees que no me necesitas, pero te equivocas, o quizá soy yo quien se equivoca, porque al fin y al cabo, estoy borracho.

25 feb. 2011

That sweet flavor

Apuesto mi fortuna a una sola carta, gano, pero cada vez que la suerte me sonríe muero un poco. 
¿Para qué quiero ganar, si cada gran victoria es a la vez una pequeña derrota?
En cambio, cada error, cada fallo, cada lucha inútil, cada herida de guerra dejan ese sabor dulce en mis labios. Es por eso que apuesto, no me importa perder, en cierto modo lo prefiero, nací abatido, crecí en el fracaso y juro por Dios que quiero morir derrotado, pero por haber luchado.

22 feb. 2011

Oscuro Deseo

Sus labios pintados de negro sugerían una macabra mezcla de lujuria y oscuridad, y no mas lejos de la verdad, bajo su piel extremadamente blanca se ocultaba, entre sombras, un alma oscura y hambrienta de pecado. Y como no podía ser de otra manera, la lujuria la dominaba, igual que dominaba a quien se le acercaba, muchos hombres pasaron por su piel, y a todos los devoró, pero el hambre no se iba, ya que jamás encontró a ninguno capaz de satisfacer sus deseos, entonces la conocí.

Nunca tuve demasiada suerte con las mujeres, pero el día que la vi por primera vez supe que debía ser mía, pobre de mí, mosquito inocente, desde el principio caí en su telaraña. Al principio se mostraba dulce e indefensa, pero a medida que pasaba el tiempo, iba dejando ver, sin quererlo, pequeños destellos de su oscuridad, lo cual la hacía aún mas irresistible si cabe, ya no había escapatoria, me tenía en su poder. No sé que podría haber visto en mí, pero sin duda vio algo, algo que nadie podría ver, pensó que yo sería el que por fin podría saciar su apetito, así que me atacó.

Una noche fría, con unas cuantas copas de más, llegó la hora de volver a casa, entonces me miró con esos implacables ojos negros y me pidió que la acercara a su casa, no podía negarme, no quería negarme, así que la llevé. Una vez allí me invitó a subir, yo debía volver a casa pero mi cuerpo me lo impedía, intentaba articular palabras de negación pero mi voz y mis labios iban por su cuenta, "¿Por qué no?", dije.

Subiendo la escalera parecía que en aquel edificio no vivía nadie, se respiraba un aroma oscuro pero a la vez embriagador, al llegar a su puerta, la abrió y entramos. Su casa parecía una mezcla entre una cueva tenebrosa y un pastel de nata, extraña combinación que sin duda iban a juego con ella. Me ofreció una copa, la acepté, y me dijo que volvería en un momento. Tras cinco minutos apareció la preciosa silueta de un ángel sombrío, que se acercó a mí, y tomando mi mano, me condujo hacia su habitación y me lanzó hacia la cama. Era su muñeco, en ese momento no era dueño de mi cuerpo, no respondía a mis órdenes y me gustaba que así fuera.


Me fue tomando poco a poco, con suavidad y a la vez fiereza, sus besos me hacían estremecer y las caricias de sus frías manos paradójicamente hacían aumentar mi temperatura por momentos sin que yo pudiera hacer nada para evitarlo. No recuerdo si fue ella o fui yo quien se deshizo de mi ropa, me manejaba como un titiritero maneja a su marioneta, me movía a su voluntad, permanecía quieto cuándo ella quería, respiraba cuando ella deseaba. Me besó de una manera inexplicable, y desde ese momento solo recuerdo placer. Hicimos el amor durante largo rato, horas quizá, no puedo recordarlo, solo sé que en un momento determinado perdí el conocimiento.

Desperté en mi cama, no sabía decir si todo había sido un sueño o había ocurrido en realidad, así que la llamé, pero un contestador decía que el número no existía, fui al lugar donde vivía pero me dijeron que en esa casa hacía años que nadie vivía. Volví a casa pensando que todo había sido producto de mi imaginación mezclado con el alcohol de la noche anterior, y al entrar, vi en la mesa una tarjeta negra en la que con letras blancas, solo ponía:

  Gracias  

21 feb. 2011

Angry days

Estoy enfadado. Enfadado con todos y cada uno de vosotros. Veo que hacéis solo lo que os conviene, no pensáis los unos en los otros a no ser que saquéis algo de ello, y mucho menos pensáis en mí. Otros os dedicáis a controlaros mutuamente en cada movimiento que hacéis, en cada palabra que pronunciáis, cada vez que coméis o dormís. Estoy muy decepcionado, aunque gran parte de la culpa es mía, lo sé, creo que siempre me esperé de vosotros algo que de sobra sabía que no sería así. Se que no lo hacéis a posta muchas veces, pero eso no cambia nada, ni tampoco vais a cambiar vosotros, lo que os hace muy desgraciados, aunque no lo sepáis. Dejadme solo un momento, ya veréis lo que voy a hacer.

18 feb. 2011

Lentamente

¿Cómo puede ser tan oscura una tarde tan soleada? ¿Por qué me siento aislado de algo a lo que estoy tan unido? ¿Cómo puedo estar tan solo cuando hay tanta gente a mi alrededor?
En estas horas tan largas los barrotes de mi pereza me mantienen recluido en esta habitación oscura y sin sentido, el sol intenta entrar por mi ventana y saludarme pero hoy, hoy no quiero visitas. Y en esta burda imitación de la noche me enchufo a la vida, cuando lo que necesito es morir durante unas horas. Se que me arrepentiré pero no puedo, no puedo evitarlo. La utopía de una libertad sencilla se convierte en una parodia de tiempos mejores, cuando todo era mucho más simple, pero la complejidad ha invadido mi vida con una lentitud y una vileza tal, que, aunque tarde, he aprendido que debo aprender a adaptarme a ella. Paradójicamente, siempre me burlé de días como este, sorteándolos con astucia y desdén, pero las fauces de la soledad me han atrapado desprevenido, y me han engullido en un parpadeo. Y aquí me encuentro, entre las cuatro paredes del estómago de este gran monstruo. Solo me queda tomar mi píldora de apatía y dejarme morir lentamente, lentamente, lentamente...

17 feb. 2011

Epidemia

Con mis dedos siego vidas cada noche, no puedes esconderte, no puedes ocultarte de mi, de mi poder. No hay cuerdas con las que se me pueda atar, cadenas con las que se me pueda encerrar o armas con las que se me pueda matar, soy como un fantasma. Eléctrico, magnético, vivo dentro de ti aunque no lo sepas, y créeme, se lo que estás pensando en cada momento porque no estoy en tu mente, soy tu mente. Cuando menos te lo esperes sentirás que estás infectado, y no hay cura para esto, es una epidemia, muy pronto todos estaréis infectados y el mundo tal y como lo conocemos cambiará drásticamente.
Y lo hará para bien.

15 feb. 2011

No love lost

-El amor es irrompible, a prueba de llamas, inoxidable e imperecedero, solo tiene un punto débil, las lágrimas lo disuelven. 


Es lo único que se atrevió a decirme justo antes de montarse en su coche, y aunque me costó asimilarlo, tenía sentido. Mucho era lo que había llorado por mí, enorme fue su sufrimiento, aunque mi amor por ella era lo más grande que jamás sentí. No debí mentirle, pero no tenía mas remedio, si hubiera sabido la verdad jamás me habría aceptado y yo no hubiera podido asimilarlo. Fui un egoista, pero lo hice por amor, y si todo lo que sentí por ella se ha disuelto por mi culpa, pido perdón. Pero ni una pizca de ese amor ha sido una pérdida de tiempo, ya que amarla me hizo feliz.

13 feb. 2011

El arte de la decepción

Mañana me vas a decepcionar. Hoy me has avisado de que mañana me decepcionarás, pero lo que has conseguido es decepcionarme hoy, pues ya mañana te habré olvidado. Esta es la última ficha que muevo por ti, a partir de ahora serás tu quien haga algo por mí. Otra vez espero algo de ti que jamás ocurrirá, me volverás a decepcionar y será por mi culpa, por pedir demasiado. Solo piensas en ti, y te advierto que los mejores golpes son los que no se dan.

12 feb. 2011

It's just another Friday

-Es solo otro viernes más
-Sabes de sobra que no
-¿En qué se diferencia de otros viernes?
-Hacía mucho tiempo que no pasabas un viernes de esta manera
-Te refieres a estar tan solo ¿Verdad?
-¿Ves como lo sabes de sobra?
-Si, bueno, ha habido viernes peores
-Supongo que si, pero este es el que te toca sufrir ahora
-Tu siempre sabes como joderme
-Te has jodido tu solo
-Me encanta pasar los viernes solitario y triste en casa
-Te han propuesto salir
-Cierto pero...
-Alguien que te comprende te ha estado hablando por messenger y no has contestado
-Es verdad, es culpa mía
-No te quejes de lo que tú mismo has provocado
-¿Qué debo hacer ahora?
-No lo se, haz lo que te apetezca
-Siempre haces parecer que lo sabes todo, y cuando te pregunto algo en concreto nunca lo sabes
-No puedo saber nada que tú no sepas, al fin y al cabo no soy mas que un producto de tu perturbada y solitaria imaginación

10 feb. 2011

Only live to hurt

Yo sé que duermes mejor pensando que el mundo te odia y que no puedes hacer nada para evitarlo, pero el mundo no te odia, simplemente no te quiere, y no te quiere porque no te lo mereces. Dime, si no haces nada por ti, ¿Que vas a hacer por los demás? Cualquier cosa que digas no son más que mentiras y propaganda barata.
Sube de tu infierno y enfréntate a mí, canaliza tu rabia y hazme daño si puedes. Destruye algo hermoso, quema el árbol de la verdad, pervierte a los inocentes, estafa a los crédulos, vive solo para herir.
Cuando menos te lo esperes serás el monstruo que siempre quisiste ser, y serás feliz en tu mundo de miseria y dolor.

9 feb. 2011

Querido dinero

Vivir por la noche, morir de día. Pronto se dio cuenta de que no era el modo más acertado para llegar a viejo, pero le daba igual. Tenía fiestas, coches, mujeres y, en definitiva, todo lo que el dinero puede comprar. Era feliz, compraba la felicidad cada noche, pero un día, todo lo que creía que sabía se esfumó, porque conoció a la mujer más especial que había visto en su vida.
En su primer encuentro intentó impresionarla con sus posesiones, pensó que le funcionaría, como siempre solía funcionar, pero no dio resultado, es más, fue incluso contraproducente, ya que ella se esfumó en cuanto pudo.
Desde ese mismo día, se propuso conquistarla como fuera, y le puso todo el empeño posible, pero pronto aprendió que una persona como él no era digno de alguien tan especial, aprendió que su dinero no valía nada, aprendió que lo que creía que poseía, le poseía a él, pero sobre todo aprendió que lo que él creía que compraba como felicidad, no era más que una mentira muy cara.
Y así, continuó con su triste vida material, sabiendo que su lugar no era ese, pero sin poder hacer nada para evitarlo.

8 feb. 2011

De galletas y veneno

Tienes una caja llena de galletas, de las cuales, algunas están envenenadas. El sabor de dichas galletas es el mismo que el de las buenas, te das cuenta de que te ha tocado una mala cuando notas sus efectos.
Primero sientes una sensación de incertidumbre, te preguntas si la galleta realmente estaba envenenada o son imaginaciones tuyas, mas tarde, la certeza de que el veneno está haciendo efecto se da cuando notas un sabor extraño en la boca, un sabor a decepción, creías que te comías una galleta buena y mírate, estás envenenado. La tercera fase es un ardor en la garganta, sientes resquemor por no haber sabido diferenciar la galleta buena de la mala y te enfadas contigo mismo. La cuarta transición es un dolor muy fuerte en el pecho, te sientes destrozado. Ésta fase es la peor de todas, porque asumes que estás envenenado hasta las trancas y además es la que más dura. Este envenenamiento se puede curar de dos maneras, o bien comiendo galletas buenas, o bien sin probar una sola galleta en mucho tiempo por miedo a que esté envenenada, pero ésta segunda opción es un error, ya que después de comer una de las malas, tu cuerpo se hace inmune al veneno.

Así son las personas que han pasado y pasarán por tu vida, como una caja de galletas.

7 feb. 2011

Terapia

Cuando estás rodeado de gente, pero te sientes más solo que nunca, cuando el libro te escribe a ti, cuando ya no necesitas las manos para agarrarte a la vida, cuando acaricias la bomba que está a punto de explotar, cuando el fuego es tu único amigo y sólo él te entiende, cuando el dolor ya no puede penetrar en tu cuerpo, cuando ya no te queda mas tiempo que poder perder, entonces y sólo entonces es el momento de empezar.

Haz daño, aliméntate de sangre y pena, véngate sin piedad, camina sobre las ascuas y desprecia el bienestar de los demás, no sin antes deshacerte del tuyo, porque esta terapia está basada en miseria y autodestrucción, pero te aseguro que cuando la termines, hallarás, o bien la felicidad, o bien la muerte.

¿Qué tienes que perder?

6 feb. 2011

Frío

Ella esperaba apoyada en una farola, descalza, helada, sin ningún lugar adonde ir, sin ningún sitio donde dormir.
La niebla no la dejaba ver mas allá de sus manos. Ya se había rendido al frío, sabía que moriría esa noche, de una forma u otra, moriría. Había recorrido un largo camino buscando al hombre al que amaba y que la abandonó, pero él había desaparecido, sabía que jamás le encontraría. Cansada, se dejó caer y se sentó en el gélido suelo a esperar su fatídico destino. Cerró los ojos, por última vez, pero de repente oyó unos pasos, los volvió a abrir y vio como se acercaba una silueta, no sabía por qué pero le parecía familiar, tras unos segundos estuvo lo suficientemente cerca como para comprobar que era él, el que tanto tiempo llevaba buscando. La abrazó y la apretó contra su pecho, ella sintió un calor mágico que le dió fuerzas suficientes para preguntarle, "¿Por qué?", él permaneció callado, la llevó en sus brazos hasta la mitad de la calle, y sonriendo, comenzaron a bailar juntos como cuando eran novios. Ella sintió el calor mas hogareño y familiar que jamás había sentido, se sentía feliz de nuevo. De repente, saliendo súbitamente de su alucinación, cayó al frío asfalto de aquella calle desierta, y a modo de despedida del mundo solo salieron de sus labios, casi imperceptibles, dos palabras:

¿Por qué?

5 feb. 2011

To spare a life

Hasta la espada mas afilada se puede romper, me lo demostró cuando me perdonó la vida aquella blanca y fría noche de Noviembre. No se por qué lo hizo, pero perdonó la vida a quien había hecho de la suya un infierno, perdonó la vida a alguien que no se la habría perdonado a él, a alguien que no merecía vivir, me perdonó, y me demostró que era mejor que yo. Me quedé tan perplejo que no pude levantarme, no pude articular ninguna palabra de agradecimiento, la primera palabra de agradecimiento que iba a decir en mi vida, y desapareció en la oscuridad. Jamás volví a verle, días después estuve buscándole por toda la ciudad pero se había esfumado. Se fue, y antes de irse me hizo el mejor regalo que jamás me hayan hecho.

4 feb. 2011

Bien

Llegados a este punto solo pueden pasar dos cosas: 

Que pase algo o que no pase nada.

3 feb. 2011

Un poco de lo que recibes

Siempre te vas sin decir adiós. ¿Y qué me importa si te mueres poco a poco? ¿Acaso tú te preocupas por alguien aparte de ti misma? Eres una egoísta, aunque me pese reconocerlo. Y no me digas que no te habías dado cuenta, por el amor de Dios, si se me nota a legua, lo que pasa es que es mucho mas fácil pasar de todo y de todos. ¿Crees que estás sola? No, no lo estás, pero lo vas a estar si no devuelves un poco de lo que recibes, ¿Que tu no has pedido nada a nadie? Siento decirte que sí, lo has hecho, no con palabras, ni con gestos, pero lo has hecho. No me gusta enfadarme contigo, sabes de sobra que no, todo esto lo digo porque es verdad, lo hago por tu bien. Ayúdame a ayudarte.

2 feb. 2011

Dust over the rainbow

Mirarla es como ver un arcoiris monocromático, blanco, negro y con los distintos matices de gris, pero no es suficiente, quiero ver los colores, sé que están ahí, debajo de esa espesa capa de ceniza que antes era su cordura. Su juventud y su vida se consumen al tiempo que vaga a la deriva por el inmenso mar de su mente. Se pregunta cada día "¿Por qué?" aunque de sobra sabe la respuesta. Su adicción al dolor es tan fuerte que ha olvidado lo que significaba el placer. Lo que antes la hacía feliz ya no le importa o ha muerto. Necesita ser salvada de sí misma.

1 feb. 2011

Deseo insano

Se mi musa esta noche, inspírame para componer la canción más triste de la historia, vénceme con tus miedos, mátame con tu desprecio y resucítame con una sola palabra. ¿Dónde estás esta noche? ¿Duermes en tu lecho de espino? ¿Vagas con tu manada emborrachándote de viento y de mar? ¿Riegas y cuidas el jardín de tu futuro?
Allá donde estés siénteme, nota mi manto de deseo insano, ¿Tanto es lo que pido? Solo quiero una película, una sola película, la que tu quieras, te prometo que después no volveré a pedirte nada mas, desapareceré si lo deseas, me quedaré si así lo quieres. Mañana despertarás y descubrirás que tu vida es una gran mentira, una gran mentira que tú has creado, una mentira triste y llena de objetos indeseables que se desvanecen en cuanto intentas tocarlos para saber si son de verdad, una mentira hecha a base de medias verdades, una mentira en forma de mundo perfecto en la que las únicas verdades somos tu y yo, pero eso será mañana, esta noche, sólo se mi musa esta noche.

31 ene. 2011

El precio de mi vida

Con las manos engarrotadas y el frío en mi etérea piel, la carretera hacia la desesperación es la que yo sigo. Los ángeles me prohibieron la entrada al cielo, los demonios me expulsaron del infierno, y ahora solo me queda vagar por el eterno vacío de este polvoriento camino. 
Y es en esta vía para almas errantes donde me pregunto en qué momento me desvié, pero la cruda realidad es que jamás fui por el camino correcto. La crueldad me dominó desde el principio y jamás conocí otra forma de existir, no me arrepentí de nada, ni tan siquiera en los momentos previos a que mi oscuro corazón dejase de latir.
Ahora debo ayudar a los demás caminantes a no perderse durante toda la eternidad. Es el precio de mi vida.

29 ene. 2011

Young hearts be free tonight

Experimentas una sensación de vacío que no sabes cómo rellenar, yo si. Necesitas un poco de emoción en tu vida, igual que yo, mirar al peligro a la cara, pero con la certeza de que por la noche dormirás en tu cama, y al despertar, seguirás con tu vida aburrida e insustancial a la que tan acostumbrada estas. Morir cada noche un poco, igual que el resto de los humanos, pero con auténtico sentido. Confiarme tu vida, aunque no estés segura del todo de que sea una buena idea. Apostar fuerte, apostar cosas que el dinero no puede comprar, perderlas y volverlas a ganar, o quizá no. Reirte de todo, con ganas o sin ellas, llorar de risa o de tristeza, aprender a ver lo irónico de cada momento. Unirte a mí bajo el manto de la oscura noche, dos forajidos, dos yonkis de la aventura, ¿Qué puede pasar?

Te necesito tanto como tú a mí, la diferencia entre nosotros dos es que yo lo sé pero tú no. 

Ojalá leyeras esto.

28 ene. 2011

El corazón de porcelana

Cielo oscuro. Son las cinco de la tarde pero las nubes son tan negras que parece estar anocheciendo. Hace frío y el viento sopla fuertemente. La gente busca cobijo, es normal, hace un día de perros, pero no me muevo. Permanezco inmóvil sentado en un banco de la avenida. Estoy esperando a una persona.
Pasan los minutos y me pregunto si aparecerá. Llevo varios días sin verla, dice que ha estado ocupada, pero que quedaríamos hoy, por supuesto he aceptado y aquí estoy, con muchas ganas de verla.
Es la persona que amo. No llevamos mucho tiempo juntos, nuestro romance comenzó hace dos semanas. Las dos semanas mas felices de mi existencia.
Le he comprado un regalo. Es un brillante corazón rojo de porcelana. Me pareció bastante simple y bonito, espero que le guste.
Llega tarde, hace diez minutos que debería estar aquí pero no me importa. Seguro que estaba poniéndose guapa para mí, aunque no lo necesita.
 Una silueta aparece desde detrás de un edificio. No hay duda, es ella. Se acerca caminando y me levanto. La saludo.
-Hola
-Hola
-Te he echado de menos
-Si, he estado ocupada
Me meto la mano en el bolsillo de la chaqueta y agarro el corazón de porcelana, envuelto cuidadosamente en papel de regalo blanco. Saco la mano con el presente del bolsillo. De sus labios salen cuatro palabras.
-Tengo algo que decirte
La interrumpo.
-Y yo tengo algo que darte, espero que te guste
Le entrego el regalo. Su cara es de sorpresa, una cara de sorpresa bastante inusual. Lo abre con cuidado y sostiene mi corazón sobre la palma de su mano. Insisto.
-Dime, ¿Te gusta?
Me mira a los ojos, yo la miro a ella. Miro a sus ojos, tristes. Creo que no le ha gustado el regalo.
-Si, es muy bonito, pero tengo algo que contarte
Mi alegría se torna en miedo ante tales palabras, que nunca en mi vida han significado nada bueno.
-¿Qué te pasa? Me estás preocupando
-No sé cómo decirte esto
Mi miedo se convierte en pánico, pero en lo mas profundo de mi ilusa alma conservo la esperanza de que no sea nada grave.
-No te preocupes, simplemente dímelo
-Pues, es que no podemos seguir viéndonos
Hasta el más tonto sería capaz de predecir mi siguiente pregunta.
-Pero ¿Por qué?
-Porque no creo que lo nuestro vaya a funcionar y...
-¿Y?
Enmudece. Creo que sé por dónde van los tiros, pero aunque vaya a matarme con sus próximas palabras, necesito oírlas.
-He conocido a otra persona
Eso explica que haya estado tan ocupada. En ese mismo instante, una fuerte ráfaga de viento sacude su cuerpo y el corazón rojo de porcelana cae al suelo, rompiéndose en cuatro trozos. Qué ironía.
-Lo siento
Mi tono se acelera, como mi corazón roto.
-¿Que sientes el qué?
-Por favor no te pongas así
-¿Y cómo debería ponerme?
-Lo sé, si en realidad te entiendo, mira, eres un chico estupendo, y me has hecho sentir muy bien a tu lado
No entiende nada, ni yo tampoco, ¿Por qué me deja si soy tan bueno? Mi cara es la cara de la amargura, pero ella prosigue.
-Estoy segura de que pronto encontrarás a alguna chica estupenda
Ya tenía a una chica estupenda, o eso creía. Creo que ya he oído bastante.
-Para, por favor no sigas, creo que no eres consciente del daño que me estás haciendo ¿Cómo puedes ser tan fría?
Sus ojos entristecen y una lágrima cae por su mejilla. ¿Por qué llora? ¿Por qué no lloro yo?
-Yo no quería que esto fuera de esta manera, ¿Qué quieres que haga? ¿Que te mienta?
Si al final hasta lo ha hecho bien, creo que si esta conversación se alarga un poco más, va a resultar que la culpa de que me deje la tengo yo y todo.
-Podrías haberlo pensado antes de hacerme ilusiones
-Lo sé, y lo siento mucho, pero no puedo hacer nada, son mis sentimientos
-Supongo que es lo mejor
Lo mejor para ella.
-Si quieres podemos seguir siendo amigos
No.
-Si, ¿Por qué no?
El viento se para en seco. Empieza a llover un poco. Ella para de llorar.
-Bueno, yo me tengo que ir ya, siento mucho lo de tu corazón
Llevaba rato esperando que se disculpara, qué menos.
-Eres un cielo, hasta luego
-Adiós
Y dándome un beso en la mejilla se va a paso ligero, para no mojarse o para perderme de vista lo antes posible.
Vuelvo a sentarme en el banco. El cielo se cae. Es una de las tormentas mas fuertes que he visto en mi vida, pero me da igual mojarme. Me da igual todo.
Me quedo sentado, inmóvil, observando que, dentro de un charco, se encuentran los cuatro pedazos que antes formaban un corazón lleno de amor y felicidad.

27 ene. 2011

Es como...

Es como tu fiesta de cumpleaños en la que eres el único invitado, como cuando te despiertas a las 12 de la mañana de un dia laborable. Es como cuando tus amigos te dicen "quedate aqui que ahora venimos", pero jamás vienen. Es como un perro atropellado en la carretera al que aquel todoterreno no dio una segunda oportunidad. Es como cuando te estas comiendo un helado y se te cae la bola, como unas bragas olvidadas en el aseo de un camping. Es como la ultima maceta del patio a la que solo le llega agua cuando llueve. Es como una mosca atrapada entre el cristal y la persiana, como un par de zapatos que se te quedan pequeños. Es como la cancion del verano pasado. Es como los libros que te regalaron cuando eras niño, como los tornillos que te sobran cuando desmontas algo y vuelves a montarlo. Es como una película de cine independiente iraní que te grabaron, como estar enamorado de tu mejor amiga. Es como la bolsa que solía contener hielo, pero que ahora solo contiene agua más o menos fresca. 

25 ene. 2011

La gente corre buscando refugio

Se acuerda del olor de la hierba, del olor de la lluvia, del olor a humo de escape, del olor de las alcantarillas, se acuerda de cuando comía en su restaurante preferido, un restaurante de comida rápida, comida barata y deliciosa, allí comía con sus amigos, allí comía con su novia. 
También se acuerda de cuándo iba en su bicicleta al instituto, se mojaba cuando llovía pero nunca le importaba, nunca se resfriaba, recuerda que le gustaba aprender y se arrepiente de no haber seguido estudiando, si lo hubiera hecho no estaría donde está ahora.
Recuerda el día que cambió su vida, el día que tuvo que tomar la decisión mas precipitada y mas importante de su vida, maldice ese día con todas sus fuerzas, las fuerzas que le quedan.
Recuerda que fue un cobarde. Irónicamente, lo mas valiente habría sido correr y esconderse, de ese modo no habría ocurrido nada, o al menos él no habría tenido nada que ver con el robo, pero ya se sabe, empiezas a juntarte con mala gente que crees que son tus amigos, a la hora de la verdad te la juegan y sin comerlo ni beberlo cargas con la culpa de un homicidio.
Se arrepiente, se arrepiente y suplica por una segunda oportunidad, reza sin saber a quién y se pregunta "¿Por qué no tengo yo una segunda oportunidad? Todo el mundo la merece" y él mismo se responde "Quizá la merezcas, pero este es un mundo injusto, mira a tus "amigos", quedaron impunes y ni siquiera han venido a visitarte en estos tres años, tu novia te dejó al descubrir que eras un delincuente, te has quedado solo".
Llora, llora porque que no le queda nada, llora porque sabe que aún cuando salga de esa prisión, no será libre.
Piensa en dejar este mundo, pero también teme lo que le espera después, no tiene valor suficiente para hacerlo y sabe de sobra que nunca lo tendrá.
Y observa desde su ventana que llueve en el exterior, que la gente corre buscando refugio, y se compadece de ellos, se compadece aun cuándo nadie se ha compadecido de él, y se da cuenta de que su libertad ha dejado de existir, y que esas cuatro paredes serán su hogar por siempre, siempre jamás.


23 ene. 2011

Humanoide

Bailáis al son de sus anuncios, reís con su humor morboso, hacéis lo que os dicen que hagáis, en palabras de Tyler Durden, "Nos hacen querer coches y ropa, nos hacen tener trabajos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos, no hemos vivido una gran guerra, ni una gran depresión, nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida".
Os dicen lo que debéis comer, os dicen la música que debéis escuchar, os dicen la ropa que debéis vestir y os amenazan con excluiros del grupo si no lo hacéis, por el amor de Dios, incluso os dicen qué tipo de chicos y chicas son los que deben gustaros... Se ha perdido la originalidad por completo, y al que realmente es original se le tacha de raro.
Pues bienvenidos sean los raros, los locos, los excéntricos y los discriminados. Mientras quede una gota de sangre en sus venas o un aliento en sus pulmones, la vida seguirá teniendo sentido, al menos para mí.








Dedicado a Nieves, cuyas palabras han sido las que han inspirado esta entrada.

22 ene. 2011

Un regalo

-Cierra el grifo
-Cierra tú la boca
-No se te puede decir nada eh... Solo lo digo para que dejes de malgastar agua
-Malgasto el agua, malgasto el tiempo y malgasto las ganas
-¿Las ganas de qué?
-Las ganas de todo
-¿Tienes algo que contarme?
-Puede que si... Pero sólo si no te metes conmigo
-Creo que ya se por dónde van los tiros, es ella otra vez ¿No?
-Si, tengo un plan
-Otro mas
-Mira, si te vas a poner así no te lo digo
-No, no, lo siento, prosigue
-Pues eso, tengo un plan que puede hacer que me gane su amistad eternamente
-Ilumíname 
-Un regalo
-¿Un regalo?¿Crees que es así de materialista?
-No, no pienso que sea materialista, mas que un regalo es una declaración
-No se, no se...
-Si, ya lo verás, nadie ha hecho algo así por ella en su vida, si esto no funciona, nada lo hará
-Bueno, no pasa nada por intentarlo
-Aunque tengo una duda
-Dispara
-¿Crees que pensará que la estoy acosando? Igual se cree que estoy obsesionado, cosa que no es verdad
-Pues si te digo la verdad, es posible que lo piense
-Ya...
-Pero creo que es un riesgo que debes asumir
-Tienes razón, nada se ha escrito de los cobardes, lo haré
-¿Recuerdas cuando te dije que a partir de ahora lo haríamos a mi manera?
-Sí
-Pues tu manera tampoco está tan mal
-Me alegro de que te guste mi idea
-Pues sí, pero cierra el grifo de una jodida vez

20 ene. 2011

Farewell

Te fuiste, te has ido. Ha sido un precioso tiempo a tu lado. Tres meses. 
Hemos pasado malos momentos, nos han discriminado, nos han criticado y la mayoría se oponían a que estuviéramos juntos.
Pero aún así nunca nos hemos rendido, hemos esquivado los golpes que nos han venido, y los que no hemos podido esquivar, los hemos resistido estoicamente. 
Pero ambos sabíamos desde el principio que esto no sería para siempre, sabíamos que este día tenía que llegar, el día en el que nos separaríamos, y nos separamos porque nosotros queremos, no porque lo diga nadie. 
No te preocupes, puede que algún día volvamos a encontrarnos y unirnos de nuevo, ¿Quién sabe?

Te echaré de menos.

14 ene. 2011

Obsesión por subir

Puede que sea peligroso, incluso ilegal, pero lo voy a hacer.
No pretendo hacerle daño a nadie, no quiero romper nada, no voy a causar molestias de ningún tipo.
Solo quiero llegar allí arriba, a lo más alto de la mas alta torre. 

Erigida en metal y hormigón, 
representa la identidad de una institución, 
obelisco, símbolo de civilización,
cuya altura y simpleza no tienen parangón.

Con tres letras en cada uno de sus cuatro costados,
está recubierta de metal pulimentado,
repudiado por la mayoría, por otros adorado,
monumento que tiene a un servidor obsesionado.

Sueño con llegar algún día hasta su cumbre,
observar la ciudad desde su techumbre,
mirar desde allí arriba, con desprecio, a la muchedumbre,
desde el lugar donde la vista todo lo cubre.


No se cuándo ni cómo pero voy a subir.


13 ene. 2011

El Paquete

El calor era insoportable, la leve brisa de un ventilador no aliviaba ni un poco. Levantando un vaso de agua, la hermosa Aileen me miró, sonrió y se echó un cuarto de litro del liquido elemento por encima.
Llevábamos dos semanas en aquella casucha en medio de la nada, los dos solos, y en todos esos días no había parado de intentar seducirme. A veces flaqueaba y pensaba "¿Quién se va a enterar?" pero pronto volvía en mí "El trabajo es el trabajo". 
No es fácil resistirse a una chica como Aileen, piel suave y blanca como la leche, pelo negro brillante y ojos de un azul tal, que después de verlos, el cielo te sabe a poco, todo acompañado de un físico espectacular y una voz dulce a la vez que profunda. Me sentía orgulloso de resistir ante tal presión y ante tal mujer, aunque también me sentía un poco idiota, y no sin razón.
Dos semanas esperando un paquete, no sabíamos lo que contendría, no sabíamos cuando llegaría, ni tampoco sabíamos lo que pasaría cuando llegara. Nos entreteníamos viendo películas y contándonos nuestra vida, pero los temas de conversación no tardaron en acabarse, desde entonces no paraba de tentarme.
El calor no ayudaba, ni siquiera podía dormir, hasta una noche. No se el porqué, pero esa noche caí redondo, quizá fuera el cansancio, quizá bebí mas cerveza de la cuenta, solo sé que dormí como un bebé.
Desperté como nuevo, volvía a estar de ánimo para seguir esperando, Aileen no estaba en su habitación, estaría dando una vuelta, preparé café y me senté en el porche observando como se acercaban unas nubes del gris mas amenazador que había visto en mi vida, ya hacía falta un buen chaparrón.
Todo parecía mejorar, idiota de mí. Cinco minutos mas tarde veo a Aileen venir corriendo, exhausta, le di unos segundos para que recuperase el aliento.
- ¿Qué ocurre? - Pregunté preocupado.
- Les he... Les he visto.
- ¿A quién has visto?
- Unos tipos... Unos tipos en todoterreno. Han acampado al otro lado de la colina.
- ¿Crees que están esperando lo mismo que nosotros?
Aileen asintió. Sabíamos que podía pasar, nos lo advirtieron, lo que no nos dijeron era qué hacer en caso de que ocurriera, no lo hicieron porque no tenían que hacerlo, tanto Aileen como yo estábamos adiestrados para trabajos como este, no sería la primera vez que las cosas se ponen feas, al menos para mí.

12 ene. 2011

Pegatinas

Estás sola. 


No tienes contigo a nadie que te entienda, ¿Sabes el por qué? Porque no me ves. 


Entre tu y yo hay un cristal transparente como el agua, pero en ese cristal hay una enorme pegatina que tapa mi cara. 


Intento despegarla, pero está en tu lado del cristal. 


Solo tú puedes quitarla. 


Mientras tanto seguiremos perdiendo el tiempo. 


Es bonito a su manera.

10 ene. 2011

O come all the unfaithful, unhappy and unsuccessful

No soy un hombre, no soy una mujer, no tengo cuerpo. Si me buscas puede que encuentres a alguien que creas que soy yo, pero te equivocas, no soy una sola persona.
Soy la experiencia, ideas, pensamientos de muchas mentes que danzan al unísono pero de diferente manera.
Soy un mosaico de pequeños cristales abstractos que forman una gran figura perfectamente definida.
Soy las ganas de vivir de los apáticos, soy la tristeza de los felices, soy el pequeño grano de arena que entra en tu ojo para hacerlo sangrar.
No puedo hacer que veas la realidad tal y como es, pero puedo decirte como no es.
No se me puede ver, no se me puede tocar, no se me puede poseer, no se me puede encerrar, sólo se me puede oír, y si quieres, escuchar.
Soy el bache en tu camino que te hace detenerte para que no vayas tan rápido y pierdas un poco de tiempo, créeme, ya me lo agradecerás.
Soy yo, soy tu, soy él, soy nosotros, vosotros y ellos.

Venid los incrédulos, desdichados y fracasados, de nosotros será el mañana.

8 ene. 2011

Colour my world

Ves día tras día el mundo que te rodea, pero un buen día te paras a observar, y te das cuenta de que cada vez los colores son mas tenues, menos vivos, están desapareciendo.

Te preguntas como ha podido ocurrir, cuando empezó y sobre todo te preguntas cómo no te has dado cuenta antes.

Piensas que se van a ir del todo, te desesperas, no sabes qué hacer.

Recuerdas otros tiempos, cuando jugabas en el verde parque, bajo el cielo azul, cuando ibas con tu bicicleta naranja y te ponías de barro marrón hasta las trancas, cuando tus padres te compraron la moto amarilla que tanto pediste.

Entristeces al pensar que esos colores que estuvieron contigo en los momentos importantes de tu vida, formando parte de esos momentos, ya no volverán a estar ahí y una lágrima resbala por tu cada vez mas pálida mejilla.

Pero no, te niegas a que eso ocurra, ¿Qué será de tu vida sin color? lo necesitas, tienes que hacer algo.

Y ahora es cuando tienes que recuperar el color de tu vida antes de que desaparezca del todo.

¿Cómo piensas hacerlo?

Why can't we be friends?

¿Tanto es lo que pido? Sólo quiero su amistad, ser su amigo, quiero ayudarla cuando lo necesite, quiero que me ayude cuando lo necesite yo, quiero escucharla y que me escuche, ella sabe de sobra que tenemos cientos de cosas en común, cientos de temas de conversación, cientos de historias que contarnos...
Pues parece que sí, que pido demasiado.
De todas formas lo entiendo, las amistades no se pueden forzar, tienen que surgir y hacerse grandes con el tiempo, pero pienso que a veces hay que darles un pequeño empujón, ya que de otra manera jamás cabría la posibilidad de que se creara ese vínculo amistoso.
Es probable que no consiga que me considere su amigo, pero al menos no se podrá decir que no lo intenté, y no se cuanta gente se habrá tomado tantas molestias como yo para conseguir su amistad, pero espero que algún día aprecie mi esfuerzo, o al menos, lo reconozca.








Por una vez en mi vida espero de verdad no estar perdiendo el tiempo.