13 feb. 2011

El arte de la decepción

Mañana me vas a decepcionar. Hoy me has avisado de que mañana me decepcionarás, pero lo que has conseguido es decepcionarme hoy, pues ya mañana te habré olvidado. Esta es la última ficha que muevo por ti, a partir de ahora serás tu quien haga algo por mí. Otra vez espero algo de ti que jamás ocurrirá, me volverás a decepcionar y será por mi culpa, por pedir demasiado. Solo piensas en ti, y te advierto que los mejores golpes son los que no se dan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario