7 feb. 2011

Terapia

Cuando estás rodeado de gente, pero te sientes más solo que nunca, cuando el libro te escribe a ti, cuando ya no necesitas las manos para agarrarte a la vida, cuando acaricias la bomba que está a punto de explotar, cuando el fuego es tu único amigo y sólo él te entiende, cuando el dolor ya no puede penetrar en tu cuerpo, cuando ya no te queda mas tiempo que poder perder, entonces y sólo entonces es el momento de empezar.

Haz daño, aliméntate de sangre y pena, véngate sin piedad, camina sobre las ascuas y desprecia el bienestar de los demás, no sin antes deshacerte del tuyo, porque esta terapia está basada en miseria y autodestrucción, pero te aseguro que cuando la termines, hallarás, o bien la felicidad, o bien la muerte.

¿Qué tienes que perder?

3 comentarios:

  1. Acabo de publicar un post que te lo dedico, una terapia alternativa y vital, vital tanto de vitalista como de necesaria; espero que te guste.

    http://mediocero.blogspot.com/

    En cuanto a lo de participar, escribe algo en lo que hables del deseo o pasión, y enviarlo como comentario o maula y lo publicaré con tu nombre y título, y un enlace a tu blog. Tras dos publicaciones, si te apetece seguir, te daré permisos de administrador y podrás publicar directamente como si fuese tu blog. Te dejo mi mail y espero noticias ;-) Un placer leerte, saber que te gusta la iniciativa y dedicarte un post. Saludos.

    j.cov.90@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Muuy increíble, me identifico demasiado con esta entrada! En general las aprecio todas, sigue escribiendo así porfavor

    ResponderEliminar