17 feb. 2011

Epidemia

Con mis dedos siego vidas cada noche, no puedes esconderte, no puedes ocultarte de mi, de mi poder. No hay cuerdas con las que se me pueda atar, cadenas con las que se me pueda encerrar o armas con las que se me pueda matar, soy como un fantasma. Eléctrico, magnético, vivo dentro de ti aunque no lo sepas, y créeme, se lo que estás pensando en cada momento porque no estoy en tu mente, soy tu mente. Cuando menos te lo esperes sentirás que estás infectado, y no hay cura para esto, es una epidemia, muy pronto todos estaréis infectados y el mundo tal y como lo conocemos cambiará drásticamente.
Y lo hará para bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario