15 jul. 2011

Hurry up and wait

-Eh, ¿qué haces aquí?
-Tú de nuevo, ya estabas tardando en volver, he de reconocer que incluso te he echado de menos.
-Nunca me he ido, si no me has visto antes es sólo por tu culpa, ¿qué haces aquí?
-No lo sé, esperar supongo.
-¿Esperas a alguien?
-Quizá, o quizá espero algo.
-Sé que nunca sigues mis consejos, pero olvídate, no esperes más.
-¿Por qué? Supongo que ahora dirás que es una tontería esperar sin saber lo que esperas.
-Podría decirte eso porque es cierto, pero hay otro motivo aun mejor.
-Te escucho.
-No, nunca me escuchas, simplemente me oyes. Si me escucharas ya sabrías que las cosas buenas, al igual que las malas, ocurren cuando no las esperas. Ahora levántate y vete a casa, ve una película y acuéstate, mañana será otro día igual que este, y pasado también, y todos los días de tu vida serán como el de hoy.
-Pero, en algún momento tendrá que pasar algo, ¿no?
-Sí, pero tú no lo sabrás hasta que ocurra, no te lo esperarás.
-Todo eso está muy bien, pero, ¿cómo sabes tú todo eso? se supone que sabes lo mismo que yo ¿no?... ¿Hola? ¡joder!

1 comentario:

  1. Me encanta esta entrada!
    Es muy bonita y dice una gran verdad!
    Te sigo,vale?

    ResponderEliminar