20 jul. 2011

Leave the light off


Ahora vete, y cuando te vayas, no apagues la luz, y no cierres la puerta, pues no quiero quedarme a oscuras, sin saber quién soy, y aún albergo la esperanza de que vuelvas a entrar.
No te lleves las fotos, puedo girarlas, y por favor, deja las sábanas sucias, seguirán oliendo a ti mientras me cubren de dolor.
Yo tuve la culpa, no supe entenderte, no pude estar a tu altura, no conseguí todo lo que me pediste, aunque quizá tú fuiste un poco egoísta.
Si, lo fuiste, egoísta y egocéntrica, mi felicidad no te importaba y conseguiste que tampoco me importara a mí, eras el centro de tu mundo y el mío.
Ahora que lo pienso mejor, apaga la luz, no quiero ver nada que me recuerde a ti. Cierra la puerta, pues aunque vuelvas a llamar, jamás volvería a abrirla. Llévate las fotos, quiero ser un mal recuerdo tuyo, así como tú serás el mío.
Y llévate las sábanas, tíralas, quémalas, pues jamás podré dormir en una cama que apesta a egoísmo, a mentira, a ti.

3 comentarios:

  1. estas son citas de libros o tu los escribes si es asi tienes un don para esto
    att:alejandra

    ResponderEliminar
  2. Son todas ideas originales basadas en experiencias reales o en situaciones ficticias, nada es citado o copiado.

    ResponderEliminar
  3. Increíble. No sé de dónde sacas las ideas pero cada día me gustan más y más tus entradas. Me encanta la forma en la que el protagonista va razonando y parte de un pensamiento A para llegar a un pensamiento B.

    Coincido con Alejandra, el don de la escritura se tiene o no se tiene; y usted lo tiene.

    ResponderEliminar