7 ene. 2011

Antes partía que doblá

Es culpa de todos y cada uno de nosotros.
Cuando el mundo lea esta nota y piense "la sociedad la ha matado", que cada uno sepa que es culpa suya también, porque la sociedad la formamos todos y cada uno de los individuos que vivimos en ella.
Y es este mundo corrupto el que me hace ver tan negra esta situación. 
Vivo en un lugar donde para conseguir lo que quiero tengo que pisotear a mis semejantes, donde para ser aceptada tengo que adoptar los hábitos que me dictan empresas cuyos dueños ni tan siquiera comparten esos cánones, donde para vivir en paz y armonía (teórica, por supuesto) tengo que mentir, decir cosas que no pienso, o decir que comparto ideas con las que no estoy de acuerdo, donde el conformismo ha llegado a un extremo tal, que los gobiernos mangonean al rebaño de millones de ciudadanos que son guiados por un cayado de mentiras y decepciones, sin que éstos ni se molesten en alzar la voz, este lugar, este lugar es repugnante, y me veo obligada a vivir en este sitio rodeada de hipocresía, gente sin principios (ni buenos ni malos) y donde solo manda el dinero.
He sopesado todas y cada una de las opciones que tengo, y al final solo tres de ellas han pasado la criba:
Puedo sucumbir, dejarme llevar por la corriente, pienso que me iría bastante bien, pero viviría una vida de mentira, y no se si podría soportar el peso de mi conciencia.
Puedo luchar, luchar sin descanso, buscar gente como yo para luchar juntos y terminar con este sistema de mentiras... Ojalá fuese tan sencillo, viviría una vida de lucha ininterrumpida, y aunque llena de honor, una vida de persecución.
Y por último puedo optar por la tercera: el suicidio. Soy consciente de que es la solución mas cobarde y fácil de todas y de que no tiene excusa, no hay honor ni heroicidad en el suicidio, solo hay vergüenza, pero viendo cuales son las opciones, no pienso pasar por el aro y que violen mi personalidad y tampoco me quedan fuerzas ni ganas de luchar, así que me voy, me voy por la puerta de atrás, sin que nadie me vea, llena de vergüenza.
No sé si esta nota es una crítica, una carta de despedida o las dos cosas, lo que sí sé es que la verdadera intención de estas palabras que salen de las manos de una cobarde, es que sirvan a otros que se hayan dado cuenta de lo mismo que yo para no cometer el mismo error que yo voy a cometer ahora, un error que no tiene solución.

Atentamente, ****** ********


- Nota de suicidio titulada "Antes partía que doblá" encontrada junto al cuerpo sin vida de una chica de 22 años, la autopsia revelaría que murió por una sobredosis de tranquilizantes que había disuelto en zumo de naranja. Se sospechaba desde hacía tiempo que podía tener algún trastorno psicológico aunque según sus allegados nunca lo reconoció.

2 comentarios:

  1. Me gusta tu blog! De verdad tienes talento.

    Pasate por el mio si te aburres...

    http://vivelelhoyyaprendedelayer.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. ¡Guau!, esta entrada ha sido como una bomba de sentimientos para mi: me ha hecho reír, abrir la boca de sorpresa y releerlo varias veces. Pero no he dejado de sonreir asentir inconcientemente la cabeza al leer cada una de tus frases.
    Felicidades por darte cuenta de las opciones que hay.

    Me gustaría que te pasaras por mi blog, pues hay alguna que otra entrada parecida a esta.
    http://brownieandhotchocolate.blogspot.com/

    ResponderEliminar