8 ene. 2011

Why can't we be friends?

¿Tanto es lo que pido? Sólo quiero su amistad, ser su amigo, quiero ayudarla cuando lo necesite, quiero que me ayude cuando lo necesite yo, quiero escucharla y que me escuche, ella sabe de sobra que tenemos cientos de cosas en común, cientos de temas de conversación, cientos de historias que contarnos...
Pues parece que sí, que pido demasiado.
De todas formas lo entiendo, las amistades no se pueden forzar, tienen que surgir y hacerse grandes con el tiempo, pero pienso que a veces hay que darles un pequeño empujón, ya que de otra manera jamás cabría la posibilidad de que se creara ese vínculo amistoso.
Es probable que no consiga que me considere su amigo, pero al menos no se podrá decir que no lo intenté, y no se cuanta gente se habrá tomado tantas molestias como yo para conseguir su amistad, pero espero que algún día aprecie mi esfuerzo, o al menos, lo reconozca.








Por una vez en mi vida espero de verdad no estar perdiendo el tiempo.

3 comentarios:

  1. Lo cierto es que no, las amistades no se pueden forzar, pero estoy de acuerdo, un pequeño empujón siempre ayuda.
    Por cierto, eres de los pocos blogs que aparecen en la página de Tuenti que tienen sentido. Un saludo!

    ResponderEliminar